Cargando contenido

La cuenta, por favor


La sonrisa de Paz Quintero2013
08
Oct

La sonrisa de Paz Quintero

Paz Quintero es un torbellino de alegría, de genialidad, de sonrisas, de proyectos. Es justo lo que necesitamos en estos momentos, una buena bocanada de aire fresco.

Por Eduardo García


¡Compártelo!




1-Eres de Sevilla. ¿En qué momento llegas a Madrid y por qué?

Llegué a Madrid en el verano de 2006, justo al acabar Arte Dramático en mi tierra, con la intención de buscar oportunidades. Además porque personalmente necesitaba un cambio. De aires, de ciudad y de vida.

2-¿Cómo son tus inicios en el mundo de las letras? Cuéntanos cómo empezaste a escribir y cómo eran esas primeras ideas que plasmabas en papel.

Esto que os voy a contar no lo sabe mucha gente, pero va... A partir de ahora ya me podréis lanzar piedras por la calle.

Yo he sido ( y soy) muy, muy fan de la serie televisiva Xena, la Princesa Guerrera. La emitieron en TVE 1 a finales de los noventa hasta creo que el año 2002 o 2003. Estaba muy metida, por aquel entonces, en el mundillo de los foros y de los fanfic (historias de ficción escritas por fans sobre sus personajes de series o películas favoritos), de manera que me lancé a escribir uno, con pseudónimo. Era muy cortito y el primer borrador lo escribí en Olivetti eléctrica porque, de aquellas, aún no tenía ordenador. Así es como me inicié en la escritura, dándome cuenta de que me encantaba inventar historias. Continué con ese género hasta lanzarme a la que fue la primera versión de mi primera novela, "Destino Programado". Me llevó bastante tiempo porque en aquellos años ocurrieron bastantes cambios en mi vida, que influyeron bastante. Acabé desechando muchas cosas, hasta reconvertir todo en la versión final, la cual fue finiquitada en 2005.

3-Voy a intentar superar lo que me acabas de contar acerca de Xena, la Princesa Guerrera, y prefiero continuar con la siguiente pregunta. ¿En qué momento te das cuenta de que quieres publicar y de que es posible hacerlo?

Al terminar "Destino programado" me di cuenta de que tenía la necesidad de que aquel manuscrito llegase a la gente a la que quería. Por lo que en un primer momento estuve barajando la autoedición. Me pateé pequeñas editoriales en Sevilla y envié la novela a algunas con sede en Madrid, pero haciendo cálculos, no me podía permitir ni siquiera una tirada mínima de cincuenta libros. De manera que comencé a mandar "Destino programado" a todos los certámenes de novela que pude. A los meses de aquello me llegó una carta a mi casa con un notición: la Fundación Arena había premiado la novela con el II Premio Terenci Moix de Narrativa Gay y Lésbica y la iba a publicar a través de Editorial La Tempestad. Todo un lujo. Desde entonces, al surgir más editoriales, tanto de temática LGTB como generalistas, creo que es menos complicado poder publicar. El libro electrónico ahorra muchos costes y permite mayor flexibilidad al autor que no desee anclarse a una editorial fija, que ya puede autopublicarse sin arruinarse en Amazon u otras empresas que venden tanto el e-book como el formato papel bajo pedido.

4-¿Siempre has escrito literatura con personajes lésbicos o en algún momento se te ocurrió hacer algo más "hombre-mujer"?

He escrito y escribo cosas no LGTB. Sobre todo teatro y guiones de cine. Intento diversificar porque realmente escribo lo que me apetece, no porque "toque" escribir sobre cierto tema o género concreto.

5-Algunos escriben relatos más oscuros, otros más dramáticos, pero lo tuyo es lo cómico. Es cierto que hay romance en tus escritos, pero nunca faltan las risas. ¿Es esto porque te diviertes así, porque es tu manera de ver la vida, porque quieres repartir sonrisas?

Creo que por los tres motivos que acabas de dar. Me siento muy cómoda escribiendo comedia, es un género que me encanta. Realmente uno vuelca en sus escritos un poco de sí mismo. Y a mí me encanta el sentido del humor irónico, ácido y, en muchos casos, el humor negro negrísimo. Para reírse de todo una ha debido aprender a reírse de sí misma primero. Una vez que te plantas delante del espejo y dices: "Hija, esto es lo que hay", ya puedes tomarte las cosas con menos drama, relativizarlo todo. Los que me conocen saben que me río de mí misma muchísimo. Eso no significa que yo no sea una persona seria profesionalmente hablando, pero es cierto que me gusta quitarle hierro a las cosas. A todo se le puede sacar punta y, sinceramente, te lo pasas mejor que pensando que el mundo está contra ti.

6-Desde tu primera publicación hasta ahora, ¿cómo ha sido tu experiencia en el mundillo de las letras?

Me considero una persona afortunada, porque mis inicios han sido muy buenos. Por ahora he podido publicar lo que he ido haciendo y eso es un lujo que valoro muchísimo. Es cierto que ahora ya sé cómo funciona esta industria, la de las letras. Una comienza el camino sin saber qué se va a encontrar durante la travesía y pensando que todo el mundo es happy flower. Pero no. La literatura, como el cine, el teatro, aparte de ser arte es un producto. Y como tal, hay que venderlo. Eso supone una maquinaria que va engrasada... Y en muchos aspectos te sorprendes al ver cómo las editoriales se arriesgan a publicar algo con futuro incierto, cosa que se agradece, y por otro te da rabia que la mayor parte de las ganancias que genera un libro se las lleve la distribuidora. Como todo. El intermediario es el que se come el trozo más grande, aunque el germen de ese pastel seas tú. A partir de ahí tienes varias opciones: irte de ermitaña a una cueva y vivir a base de agua de lluvia y ratones, pasar por el aro y al menos alegrarte de que tu libro pueda llegar a librerías o buscar otras vías de publicación que están surgiendo y compiten con el injusto sistema comercial actual, haciendo tú las labores de promoción y distribución. Las tres respuestas anteriores son válidas.

7-Háblanos acerca de tu experiencia con el libro de relatos "Siete tentaciones", que de alguna manera ha marcado un antes y un después en todas las participantes.

Personalmente, "Siete tentaciones" ha sido una locura. Primero porque nunca pensé que llegaría tan lejos. Inicialmente iba a ser un recopilatorio de relatos hechos por las escritoras Mónica Martín, Susana Hernández, sus respectivas parejas y la quinta en discordia que era yo. Queríamos publicar algo juntas, desenfadado, gamberrete, incluyendo a todas las integrantes del grupo de amigas que decidió irse, en Junio de 2012, de vacaciones a las maravillosas tierras Cántabras. Ya metidas en harina, intentando hacer algo decente y divertido, nos llega la noticia de que hay una editorial interesada, Stonewall, la cual ya nos aseguraba sacar el libro en formato papel, con distribuidora. Fue toda una gran noticia. Y ya el remate fue el incluir a Nagore Robles en el proyecto. Pensábamos que sólo tendríamos un prologuista conocido para darle vidilla a la promoción... y de repente nos encontramos con el pelotazo de incluirla a ella como coautora. Imagínate. Nuestro pequeño, al principio, iba a publicarse en Bubook o en plataformas así, pero al final se hizo en formato papel, con portada de lujo. Y qué quieres que te diga, a nadie le amarga un dulce. Eso de que estés trabajando en la oficina y te llame una amiga para decirte que tu nombre sale en la tele... Muy fuerte todo, cari. La gran acogida del libro, el respaldo incondicional de las fans de Nagore, la repercusión en redes sociales y el hecho de que ahora llego a más público que antes... toda esa mezcla ha sido abrumadora. Confieso que en muchas ocasiones eso mismo me ha supuesto una responsabilidad grande. Saber que hay gente que ha apostado por ti, arriesgando, es una presión indirecta que me ha animado a darme caña a mí misma. No me gusta defraudar y es imposible agradar a todo el mundo, o estar a la altura en la que crees que debes estar. Y para eso soy muy agobiada... Eso sí, no cambio por nada del mundo lo que he vivido con él. Me ha reportado muchas más cosas buenas que negativas. He viajado, conocido a gente maravillosa y he festejado la consecución de un proyecto muy divertido que ha tenido (y tiene) un largo recorrido.

8-Además de novelas, relatos, cuentos y Blogs, también haces teatro. ¿Piensas que de alguna manera todo esto se complementa?

Sí, porque intento tocar diferentes ramas de un mismo germen: la escritura. Yo soy mucho de etapas. Y ahora atravieso una que me hace centrarme en el cine. No significa que deje de escribir novela, pero considero que por el momento necesito hacer otras cosas. Persigo el sueño de ver en pantalla grande algún guión mío de largometraje y en eso andamos, con tesón, gamberrismo y desenfreno.

9-Si tuvieses que elegir una de estas facetas anteriores, ¿con cuál te quedarías?

Me gustan todas, pero mi sueño profesional es trabajar como guionista. Me encanta el cine y la televisión, de manera que sigo aprendiendo y haciendo proyectos que me vayan acercando a esa meta. Y por ahora la cosa no va demasiado mal, aparte de dos premios de guión que obtuve hace unos años, ahora mismo mi corto "Waiting" está participando en el Lesgaycinemad. A ver si hay suerte...

10-El sueño de muchos escritores es el poder llegar a vivir algún día de escribir. ¿Te verías viviendo de lo que escribes?

Ojalá. Es complicado a no ser que des un pelotazo, que nunca se sabe. Pero lo importante es intentarlo siempre, seguir escribiendo cosas malas, cosas buenas, cosas horrorosas y puras genialidades. De todo se aprende. Lo peor sería no evolucionar. Por el momento escribir me aporta un complemento, pero nunca se sabe. Mira la de Harry Potter, lo que le ha dado de sí un niño gafotas con un palo que hace magia...



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.